22 de diciembre de 2013

CARTA PARA PAPA NOEL




Querido Papa Noel:
Te escribo por primera vez, aunque te conozco desde hace décadas. Te quería cuando era una niña. No dejé de quererte cuando me hice madre y yo misma me encargaba de los regalos de mis niñas. No te preocupes, sabía que estabas muy ocupado. El día de hoy soy una mujer adulta y equilibrada, pero sigo queriéndote.
Querido abuelito con barba blanca,
te escribo para decirte que este año no hace falta que pierdas tiempo pasándote por mi casa. Ya me encargo yo de los regalos de mi familia, porque sé mejor qué es lo que necesitan. También sé que las cosas más importantes no se pueden dejar bajo el árbol navideño.
 
Dulce Papa Noel,
no cargues tu saco con regalos caros y lujosos. Reparte salud, felicidad, alegría, paz, amor, cariño, bondad… Esto es lo que necesita la gente. El resto es una vanidad.
No te canses… y ¡FELIZ NAVIDAD!                                       
               Tu admiradora de largos años,
                                           A.
 
 

17 de diciembre de 2013

Costumbres de Navidad en Rumanía

La segunda celebración importante del invierno, despues de San Nicolas en 6 de diciembre,  es la víspera de la Navidad, la noche del 24 de diciembre. En contraste con la celebración de Santa Clós en Europa Occidental el 25 de diciembre, en Rumania la noche previa a la Navidad concentra toda la magia del invierno.
En la tradición oral de los rumanos, se dice que el santo patrón de este día es el hermano menor de Santa Clós, un pastor viejo de corazón muy grande.
La tradición más importante de Rumania en Navidad es que los niños vayan de casa en casa cantando villancicos, el líder lleva una enorme estrella de madera denominada steaua, que está cubierta con papel brillante y decorada con campanas y cintas de colores. La víspera de la Navidad será incompleta si la familia rumana no recibe en la casa o a sus puertas a los niños que vienen a cantar villancicos, las canciones que anuncian y celebran el nacimiento del niño Jesús. Además, es de mala suerte para todo el año el no recibirlos.

Niños cantando villancicos
 






 







Otro momento importante es el de la matanza del cerdo que se celebra alrededor del 20 de diciembre en una clase de ritual muy antiguo , una tradición que se ha guardado durante siglos. Del animal se aprovecha todo para preparar numerosos productos que serán consumidos, en su mayoría, durante las fiestas navideñas.   Las mujeres rumanas preparan chorizos y fiambre con gelatina, morcilla, órganos y sangre de cerdo,  tocino ahumados, el famoso SARMALE -col rellena de carne picada y arroz, este plato típico no falta en ninguna mesa rumana durante la cena de Navidad o de Nochevieja. 
Productos de cerdo ahumados






SARMALE
COZONAC





La cena en la víspera es muy rica,  esta
preparada y cocida preferentemente en la casa, junto con los dulces específicos, las madres suelen preparar COZONAC una clase de panee toné ,o algo así ,que es un pan dulce ,relleno de crema de chocolate y nueces .






 
 

UNA ANÉCDOTA (por Diane)

Resulta que hace cinco años mi marido y yo fuimos de viaje por Tailandia. Ese mismo año mi hija trabajaba en Filipinas. El último día de las vacaciones queríamos pasar por Bankok antes de volver a Inglaterra.

Entonces mi hija me llamo al móvil porque estaba saliendo de Filipinas e iba a Chiang Mai en Tailandia. Así que ella quería pasar una noche con nosotros en Bankok.

Sin embargo, la noche de su vuelo hubo una tormenta y, debido al mal tiempo, el vuelo se suspendió. Mientras hablábamos, mi marido ya había decidido ir al aeropuerto muy temprano al día siguiente con la esperanza de verla. Al final de tanto imprevisto nos encontramos en el aeropuerto y fuimos a comer.

Total que ahora conocemos el aeropuerto de Bankok muy bien después de pasar 24 horas allí.

UNA ANÉCDOTA (por Albena)

Un día, hace 40 años, llamaron a mi madre para que me recogiera urgentemente de la guardería. Cuando llegó allí, me encontró en mi postura habitual de niña cabezota: los labios apretados, los brazos cruzados sobre el pecho, el ceño fruncido. Lo inhabitual era mi sonrisa misteriosa y la mirada de satisfacción que llevaba, aparte de mi pelo sucio, pegajoso y lleno de fideos. ¿Qué me había pasado?

Resulta que era una niña delgaducha y desganada y a la hora de comer las cuidadoras dedicaban un buen rato a convencerme de que comiera. Aquel mismo día le tocaba a tía Tsaca, la que menos me gustaba. Me parecía mala, fea y vieja porque, sobre todo, era más cabezota que yo. Obligándome a comer, al cabo de media hora se puso de los nervios y me amenazó que si no terminaba la sopa de pollo con fideos, me la echaría sobre la cabeza. Esto fue su gran error y mi alivio, mi salvación. Esto fue la idea ingeniosa, la manera de ganar el partido contra ella. Pensé: “No voy a comer la sopa, pero tampoco permitiré que tía Tsaca la eche sobre mi cabeza. ¡Lo haré yo misma!”

Y así fue. Dicho y hecho. Gané el partido.

¿Demasiado tarde para aprender? (Por Gunita)

No estoy de acuerdo con mi compañera en que aprender idiomas cuando eres adulto sea imposible. Alguno puede aprender con más facilidad que otro, pero imposible, no. Creo que cundo eres adulto eres más responsable, tienes las cosas más claras y estudias y aprendes de modo diferente a cuando eres joven. Pero en una cosa sí le doy la razón a mi compañera: en que debes ser disciplinado y tener tiempo libre para estudiar.

Cuando vine a España, por mi cabeza no pasó ni un momento el pensamiento que estudiaría aquí. Hace tres años hice un cursillo de Turismo en Valencia. Después saqué el carnet de conducir y ahora estoy aprendiendo el español. Y si tengo problemas en la búsqueda de trabajo, seguiré estudiando.

A mi compañera le recomendaría que tenga más confianza en ella misma, porque a veces no nos valoramos a nosotros mismos y no tenemos ni idea de lo que somos capaces. Y tenemos que admitir: ¡nunca es tarde para aprender!

6 de diciembre de 2013

En Rumanía 6 de diciembre: San Nicolás o el "verdadero" Papa Noel

Todas las noches del 5 al 6 de diciembre los niños rumanos dejan sus botas o calcetines en ventanas y terrazas, es la noche de San Nicolás y seguramente el Santo dejará regalos para que los encuentren por la mañana.
Un santo que protege a la infancia y hace regalos. A San Nicolás se le atribuyen gran cantidad de milagros, el ser protector de la infancia (por ejemplo al resucitar a varios niños que había sufrido accidentes), de los marineros y un afán por practicar la caridad sin ser visto.
Se dice que el viejo Nicolás, sabe como se comporto cada niño durante todo el año, porque tiene un libro mágico donde escribe los hechos buenos aunque también los malos. Vale decir que ésta tradición se mantiene en Rumanía desde hace siglos.
El dicho popular dice que el invierno comienza con la celebración del día de San Nicolás, porque éste agita su larga y blanca barba haciendo caer la primera nevada.